Todo aquello que nos haga sufrir con excesiva frecuencia y que no podemos solucionar por nosotros mismos puede ser trabajado con ayuda de un psicólogo.

A continuación, te presento los distintos trastornos que se suelen plantear en consulta y que podemos trabajar:

Situaciones estresantes y/o traumáticas  

  • Depresión

  • Trastorno bipolar

  • Distimia

  • Ataques de pánico

  • Agorafobia

  • Fobias específicas

  • Fobia social

  • Ansiedad generalizada

  • Hipocondría

Trastorno de estrés postraumático (TEPT)

Problemas de autoestima

Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Trastorno disociativos

Problemas de apego

Problemas de relación interpersonal  

  • Estrés

  • Duelos

  • Dolor crónico

  • Oncología

  • Acoso Laboral

  •  Insomnio

  • Abuso sexual

  • Síndrome del cuidador quemado

Problemas de dependencia emocional

Trastornos de personalidad  

Problemas en las relaciones de pareja  

  • Problemas de comunicación

  • Dificultades para solucionar problemas

  • Problemas de dependencia o agresividad

  • Rupturas

Problemas sexuales  

  • Falta de habilidades sexuales, comunicación,                                                            miedos…

  • En el hombre: Bajo deseo sexual, Trastorno de                                                                    erección o eyaculación precoz.

  • En la mujer: Bajo deseo sexual, anorgasmia,                                                                     coito doloroso, trastorno por aversión al sexo

  • Problemas de relación con iguales   (familia, amistades, pareja)

  • Separaciones

  • Déficit de asertividad: problemas de agresividad –sumisión

  • Déficit de habilidades sociales

Tratamientos